Buscar
  • Alexa Castillo Nájera Zaliv

Mitos del amor romántico

Actualizado: 18 feb 2021

¡Qué Vulvaridad! el amor romántico nos ha traído profundas confusiones en la construcción del concepto de “pareja”, y nos nos hace creer sin cuestionar varios mitos, quédate y descubre que tipo de amor es el que vives...

MITOS DEL AMOR ROMÁNTICO


1) El amor todo lo puede:

a. Cambio lo que soy por ti, porque te amo. Forzándonos a ser quien no somos, a renunciar al libre fluir, porque todo lo que me rodea, llámese cine, música, libros, publicidad, familia y amigos nos condiciona a creer que si no cámbianos por amor, entonces no amamos de verdad. Esto trae consigo la culpa y remordimientos que afectan directamente el auto-concepto llevándonos al camino de los estigmas morales.


b. Normalización del conflicto. Este tipo de falacia, nos lleva a la creencia, que el amor y el conflicto van de la mano. Que la guerra de poder, es natural y conlleva a la venganza, me la haces, me la pagas. Merezco que me “regañes” porque me porte mal. Que los gritos, humillaciones y maltratos, son algo que viene incluido en la relación.


c. El amor verdadero, lo perdona todo. Esto ha sido el mayor detonante de la violencia contra la mujer, porque nos hace creer que por amor, va a cambiar, si estoy en una relación tóxica, debo aguantar y comprender a mi pareja y esforzarme más para que lo pueda cambiar, si lo dejo, entonces sería una mala mujer que no lo supo comprender…


2) El amor verdadero predestinado:

a. El gran mito de la media naranja. Estoy incompleta hasta que encuentro pareja que me complemente y además, únicamente existe en el mundo una sola persona que es mi “amor verdadero”. Como si no fuera suficiente con la carga emocional de querer ser una princesa y esperar a que mi príncipe me rescate de una vida sin amor, ahora le sumo que otras princesas pueden estar ya con mi único y verdadero amor… Si lo encuentro, me tengo que aferrar a él y cumplir con todo lo que se espera de mí, no puedo fallar, no me puedo equivocar, porque si me deja, jamás podre volver a sentirme “completa”.


3) El amor es lo más importante y requiere entrega total:

a. Delegar la responsabilidad al otro de mi propia felicidad. Porque sin ti, me muero…

En vez de hacernos cargo de nuestra propia vida, se nos hace más fácil, responsabilizar a la pareja tanto de mi felicidad, como mi tristeza y mi destino.


b. Entrega total. No tengo intimidad, porque todo lo sabes de mi, mis sueños son los tuyos. Me mimetizo contigo porque somos uno. Pensamos, reaccionamos y a veces, hasta nos vestimos igual. Hablamos por los dos y perdemos identidad propia.


4) El amor es posesión y exclusividad:

a. Celos: Tú eres mío y yo soy tuya, nos pertenecemos, de aquí en adelante tu tiempo es mío y el mío tuyo…. Tus decisiones las debo consultar con mi pareja porque mi vida ya no me pertenece. Salir a convivir con un amigx del sexo opuesto está prohibido. Que si me cela, es porque me quiere, que si no me cela, no me ama lo suficiente, y así el amor y la libertad quedan suspendidos en el pasado cuando mi vida te pertenecía…



Creo firmemente que las bases del poliamor son las más honestas, ya que se basan en la confianza y el respeto y en el amor libre. En no mentir, manipular ni trasgredir. Si todas las parejas pudieran ser sinceras consigo mismas y llegar a acuerdos con sus parejas, las relaciones se basarían en el amor y la libertad y no habría tantas expectativas sin cumplir.

La monogamia entre humanos no existe, requiere el no sentir ninguna tipo de atracción por otro ser. Si una pareja se conoce en la adolescencia, son novios, se casan y mueren en la vejez siendo sus únicas parejas, aún así, a lo largo de sus vidas, sentirán de manera natural atracción por alguna otra persona, ya sea personaje de ficción y/o de manera platónica, así mismo, si tienes una pareja, terminas y tienes otra, eso se le denomina poligamia serial. La monogamia se refiere a la capacidad en ciertas especies como los pingüinos o los caballitos de mar, que al escoger una pareja, pierden la capacidad de volver a crear algún tipo de vínculo con otro, aunque su pareja muera, jamás vuelven a compartirse, es parte de su naturaleza. Los seres humanos tenemos que preguntarnos que realmente buscamos, queremos y deseamos, buscando no lastimar ni lastimarnos en el proceso. Comprender que la doble moral puede afectar mucho más que la sinceridad. Si tengo claridad, no habrá cabida a la traición.


Partiendo de estos constructos, abro el cuestionamiento ¿Qué debo tener claro antes de formalizar una relación? Teniendo en cuenta el cuadro de poliamor de la psicoterapeuta, sexóloga y tanatóloga, Karla Barrios Rodríguez, propongo estas preguntas individuales y en pareja para poder entrarle a la relación sin fraudes ni idealizaciones.


1.- ¿Qué entiendo por fidelidad, monogamia y traición?


2.- ¿Qué busco en una pareja y que estoy dispuesta/o a dar?


3.- Acuerdos de vida: ¿Cada cuanto se actualizan los acuerdos?

¿Cuándo se necesiten, o ponemos fecha? ¿Qué tanto estamos dispuestos a compartir y discutir?

-Tiempos ¿Qué tanto tiempo quiero invertir? ¿Qué tanto requiero? ¿Necesito espacios en solitario? ¿Cuánto tiempo le quiero invertir a mi familia y amigos? ¿Cuánto tiempo le quiero invertir a su familia y amigos? ¿Qué tan importante es para mí el tiempo de convivencia?


-Economía ¿Cada quien paga lo suyo? ¿Nos dividimos los gastos de las salidas y viajes? ¿Si nos vamos a vivir juntos, cómo nos organizamos? ¿Mi apoyo hasta dónde interviene? ¿Qué tanto te puedo aportar y tu a mi? Si pasara mi pareja por una crisis económica, ¿Qué tanto y por cuánto tiempo podría yo solventarlo? y viceversa.


-Cuidados ¿Qué espero de mi pareja si me enfermo de algo leve? ¿Qué le ofrezco a mi pareja? ¿Si yo adquiriera una enfermedad grave, que tanto espero de mi pareja y viceversa? ¿Si me da una enfermedad terminal y/o un tipo de enfermedad mental, que hacemos y viceversa?


-Confianza (fidelidades-honestidad-lealtad) ¿Tendremos una relación poligámica serial o abierta o semi- abierta? ¿Me cuenta o no? ¿Le cuento o no? ¿Cómo serán nuestros acuerdos íntimos? De todos los modelos de poliamor, ¿Me interesa adentrarme al tema? ¿Podríamos manejarlo? ¿Sería más fácil amarnos sin exclusividad?


-Acuerdos eróticos, ¿Qué me gusta hacer en el acto sexual? ¿Qué no me gusta? ¿Qué estoy dispuesta/o a probar y que no? ¿Cuáles son mis límites duros (jamás) y blandos (podría ser) ¿Qué tanto me conozco? ¿Cuál es mi postura ante la diversidad sexual? ¿Cuáles son mis fantasías? ¿Soy dueña/o de mis orgasmos?


4.- Límites y consensos ¿Qué me siento capaz de manejar y que no? ¿Qué tanto quiero experimentar?


5.- Cuidados personal y relacional ¿Me gusta estar recién salida de la ducha para intimar? ¿Qué tan importante es el olor de mi pareja?


No tienes que ser tan “open” para poder contestarte sinceramente que quieres en tu vida, cómo lo quieres y que no quieres…. Es necesario que te hagas estas preguntas sinceramente para empezar el mejor romance de tu vida, contigo misma/o. Lo importante es que tengas en cuenta de donde vienen estos constructos y te respondas honestamente si quieres en tu vida una relación fusional o funcional. Si tienes alguna duda, no dudes en agendar una cita conmigo.
Desde el amor, Alexa castillo Nájera Zaliv
25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo